Designed by Veethemes.com | Bibliotecaria recomienda...

Rebecca Fleet - El intercambio


Autor/a: Rebecca Fleet 
Título: El intercambio
Título original: The House Swap
Traducción: María del Mar López Gil

Género: Thriller, suspense
Editorial: Penguin Random House
Sello: SUMA
Fecha de publicación: 03-2019
ISBN:
9788491292883
Páginas: 432
Precio papel: 18.90 €
Precio ebook: 9.99 €


Gracias a la editorial por el ejemplar. Podéis encontrar más información en su web, aquí.


Un intercambio de casas se convierte en el inquietante telón de fondo de la crisis de un matrimonio acosado por oscuros secretos.
No le dejes las llaves a cualquiera.


Caroline y Francis llegan al 21 de Everdene Avenue en Chiswick, cerca de Londres, con el objeto de pasar una semana alejados de sus rutinas y obligaciones y, de ese modo, lograr recomponer un matrimonio que lleva demasiado tiempo roto. Sus esperanzas parecen desvanecerse cuando encuentran una casa prácticamente vacía con paredes desnudas, escasos muebles, un hor­no que parece recién instalado, ningún efecto personal y una nota (dirigida solo a ella) sobre una de las almohadas de la cama de matrimonio: «Querida Caroline, espero que disfrutes de la estancia. La información está en una carpeta en la cocina. Por favor, sírvete cual­quier cosa que encuentres. S».

Poco a poco, Caroline descubre algunos detalles (las flores que hay en el cuarto de baño, unos CD aparen­temente abandonados detrás del equipo de música) que le hacen pensar que la persona con la que ha intercambiado su casa (y que, por lo tanto, se encuen­tra ahora en la suya en el centro de Leeds) es alguien que la conoce muy bien, alguien que regresa desde un pasado que creía haber dejado atrás.

Desde ese momento, todo le resulta sospechoso y amenazador, empezando por el interés solícito que le demuestra su nueva vecina, Amber, alguien que le re­sulta vagamente familiar…



 ~~~~~~
  


¡Hola a todos!

El intercambio es un domestic noir de esos que están tan de moda estos últimos tiempos. Podríamos decir que estamos ante la historia de una obsesión donde nada es lo que parece. El argumento me llamó poderosamente la atención y es que lo del intercambio de casas es algo que yo jamás podría hacer, ¿un extraño en mi casa, tocando y usando mis cosas, curioseando en mi vida? Imposible para una persona como yo.




Caroline y Francis han pasado dos años muy complicados. La adicción de él y la infidelidad de ella ha puesto en jaque su matrimonio que luchan por recuperar día a día. Para relajarse un poco deciden a pasar una semana de vacaciones y para ello han optado por intercambiar su casa por la de alguien desconocido. Pero al llegar a la casa se encontrarán con un espacio desangelado y totalmente impersonal. Caroline irá encontrando pequeños detalles que la harán pensar que el propietario no es un desconocido para ella. Eso y no saber que es lo que quiere de ella después de tanto tiempo sumirá a Caroline en una espiral de angustia y obsesión, sobre todo porque esa persona está ahora mismo en su casa y no sabe el por qué.

A partir de ese momento, la autora nos irá trasladando del pasado al presente conforme Caroline vaya rememorando los hechos acaecidos en el pasado.

Los personajes:

Caroline amante madre y esposa, deja de serlo ante la imposibilidad de llegar hasta su marido un adicto que no quiere reconocer que tiene un serio problema. En esos momentos el cuento de hadas de Caroline se derrumba, haciendo que Caroline se refugié en otros brazos. En ciertos momentos Caroline desespera, pues nos va contando su aventura a cuentagotas y no para de regodearse en lo que pudo haber sido y no fue, una y otra vez hasta repetirse en demasía, y la verdad eso me ha llegado a aburrir.

«Él ha vuelto a las pastillas. La idea me revuelve las vísceras. He intentado hacer la vista gorda, pero es imposible ignorarlo. Hemos vuelto al mismo bucle cansino de siempre. Sus absurdas negativas y el creciente descontrol. La renuencia a admitir que todo esto sigue sucediendo. Mis lágrimas y recriminaciones y súplicas, que no sirven una mierda, porque intentar razonar con un adicto es como intentar contener la marea con la palma de la mano.»

Francis es el marido de Caroline, psicólogo de profesión, a raíz de recibir un tratamiento para ayudarle a superar el estrés y la ansiedad del trabajo quedó enganchado a las pastillas hasta el punto que su adicción lo convirtió una sombra de la persona que había sido. Su personaje parece postizo, que realmente no tiene nada que ver en la trama y podría haber sucedido todo exactamente igual sin su presencia, aunque me ha resultado interesante ver la adicción desde el punto de vista del personaje, como las cosas por las que tanto ha luchado y amado dejan de tener sentido y valor para él.

«A veces, pienso que es tan preciada para mí que los ojos se me llenan de lágrimas, siento el deseo de protegerla del mundo y no permitir que nadie le haga daño jamás. Otras veces, la verdad es que creo que me importaría una mierda si se muriera.»

El libro tiene cuatrocientas veintidós páginas divididas en capítulos narrados en primera persona por Caroline y Francis, aunque los pensamientos de la persona misteriosa también harán su aparición durante la lectura. Las cosas dan una impresión durante la mayoría de la narración para dar un giro dramático al final, yo suponía unas cosas pero resultaron ser otras bien distintas. 

El pasado y el presente se entremezclan en una historia que te mantiene en tensión a lo largo de sus páginas pero que llegado el momento carece de la acción que necesitaría la historia. La autora ahonda en las motivaciones y la psicología de los personajes y juega al despiste durante toda la historia, creando tensión y suspense, pero a mí en cierto momentos, el que se nos vaya dando todo en tan pequeñas dosis, me ha llegado a resultar un lento y aburrido, no tanto como para perder el interés pero sí como para desconectar del ritmo de suspense que supuestamente se quiere crear, aunque al superar la mitad del libro la cosa cambia y empieza a coger algo de ritmo. Y es que durante la narración vamos alternando capítulos donde Caroline y Francis nos van contando lo que ocurre en su presente, para seguidamente ir a un capítulo donde se nos narra los acontecimientos ocurridos en 2013, dos años antes, pero todo de una manera tan lenta que no sabes muy bien a donde va a conducir todo lo que se nos está contando. Todo la parte del pasado solo sirve para ponernos en antecedentes de lo que está ocurriendo en el presente.

«Te digo que ambos estábamos equivocados al pensar que podíamos cerrar capítulo y enterrar el pasado, porque no es solo a nuestro pasado a lo que nos enfrentamos, y no somos únicamente nosotros los que hemos de enterrarlo.»

Sí es verdad que durante la historia comienzas a plantearte varias hipótesis y conjeturas sobre que es lo que puede estar pasando, aunque en mi caso soy tan mal detective que no di ni una, me imaginé mil cosas pero para nada lo que pasa en realidad. El final, la verdad es que me dejó un poco fría, fue un poco como una burbuja que se va hinchando poco a poco para explotar de repente y dejarnos como: «¿tanto para esto?, pero si podía haber hecho esto o lo otro y hubiera sido un puntazo.» Aún así la pluma de la autora hace que sea muy fácil y sencillo el seguir atrapado dentro de su obra.

El intercambio es la historia de una obsesión, de una adicción, de una mentira, de una culpa. Con personajes complejos que te mantendrán a pie de página hasta la última hoja, pero con un ritmo algo lento que hace decaer el suspense en ocasiones.


Le doy un 3.5/5.




Podéis disfrutar de los primeros capítulos pinchando en VISTA PREVIA:



7 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo ya lo leí y me gustó bastante aunque en ocasiones no conseguía mantenerme enganchada ^^

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Yo lo leí hace poco y aunque me gustó me faltó más intriga.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. Por lo que cuentas creo que de momento lo dejo pasar, demasiado pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    no es un libro que me llame la atención en exceso y tengo mucho pendiente ahora mismo así que lo voy a dejar pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues las opiniones que he visto incluida esta tuya me dejan la sensación de que le falta bastante para que a mí me gustara así es que no me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pintaba súper bien cuando salió pero ya he leído varias opiniones en el mismo sentido que la tuya y me he desinflado. En fin, qué pena. Besos

    ResponderEliminar
  7. hola! nunca esta de mas, un titulo llamativo,le podriamos echar un ojo como a todos los que se acercan, saludosbuhos!!

    ResponderEliminar

Hola, me encantan vuestros comentarios, pero recordar que cuando los hagáis, sea siempre con respeto y sin ofender a los demás. Cualquier comentario ofensivo desaparecerá, al igual que los mensajes de Spam en el blog (NO PUBLICIDAD).

También borraré cualquier comentario pidiendo libros, este NO ES UN BLOG DE DESCARGAS.

Si quieres dejar tu blog, hazlo en la entrada SEAMOS SEGUIDORES, así te aseguras que los que sigan la iniciativa vean tu blog también.

¡Gracias!