Designed by Veethemes.com | Bibliotecaria recomienda...

Patricia Geller - Culpable


Título: Culpable
Autor/a: Patricia Geller
Género: Novela romántica erótica 
Editorial: Planeta
Sello: Zafiro 
Fecha publicación: 2015 
Idioma: Español 
ISBN: 9788408139072
Precio ebook: 1.99 €











Cuando Aisha Romero oye la proposición de Jesús, su marido, le parece una locura. Hacer un intercambio de parejas y experimentar con otras personas nunca había entrado en sus planes, pero termina aceptando por temor a perderlo.Lo que Aisha no se imaginaba era que allí iba a encontrar a alguien como Iván Lago, un hombre atractivo y seductor que le va a proporcionar toda la atención que necesita más allá de la cama… Ahora que sus caminos se han cruzado, ya nada será lo mismo, pero Aisha teme replantearse su vida por una simple y ardiente atracción hacia un desconocido. Está confundida y tiene miedo de perderse en ese nuevo mundo, en el que tiene mucho que perder, y donde el peligro empieza justo cuando el juego termina. 





(Puede contener algún pequeño Spoiler)



Hola, hoy os traigo una historia cortita que tenía desde hace bastante tiempo pendiente en el ereader, y es que no termino de ponerme al día con mi lista de libros pendientes. Una historia muy intensa que me ha encantado y me enganchó desde el comienzo. 

Un claro ejemplo de que el que juega con fuego acaba quemándose. Vamos que estos tres no se queman, diría yo que arden en combustión espontanea. Y es que bajo mi punto de vista, una persona no debería acceder hacer algo que no quiere solo por agradar a otra o por miedo a perderla, puesto que eso solo puede provocar dolor, decepción y sufrimiento. Un intercambio de parejas debería llevarse a cabo cuando los dos miembros de la pareja lo desean y tienen una relación estable y bien cimentada para evitar los problemas que veremos en libro. 


En este caso Aisha accede al intercambio de parejas por amor a su marido, por miedo a perderlo, porque es lo que él quiere, por intentar arreglar una relación que va decayendo. Aunque ella se muere un poco por dentro con cada encuentro, lo intenta, sin que el marido, que es un egoísta de mier... valoré en nada su esfuerzo, el maridín creo que es un claro ejemplo de sutil maltrato psicológico. Porque a mí parecer, ella para él es solo una mujer florero, algo bonito que enseñar cuando tienes invitados, pero del que no te preocupas el resto del tiempo. Infravalorándola y anunlando sus intereses para ser él el centro de su vida, y cuanto más le da ella menos la valora él. Ella está muy condicionada por educación y ciega por el amor que siente hacia su marido, al punto de aceptar situaciones verdaderamente humillantes. 

Por su parte, Iván es un dulce, me da una pena el chico... Un hombre que le da a Aisha lo que necesita más allá del dormitorio, en él encuentra el cariño, la atención y la dulzura que falta en su matrimonio. 

Casualidades de la vida que él ya la conocía, por una página web que ella hacía sobre moda y que dejó por darle gusto al marido, y se había quedado envelesado con ella, cuando Sonia le enseña la foto de quienes son las personas con las que van a hacer el intercambio él lo espera con entusiasmo. Él tiene normas para evitar involucrarse sentimentalmente, solo dos encuentros. Pero el pobre cae enamorado de ella desde el comienzo, pero es un hombre integro y aunque se muera por dentro, muy a su pesar, respeta el acuerdo. 



La vida y el desapego del marido, que pasa de lo que ella quiere a favor de lo que quiere él, la llevan a iniciar una relación clandestina donde ambos saldrán muy lastimados.



Le doy un 4/5.



Si queréis ir echando un vistazo al libro pinchad en VISTA PREVIA:


0 comentarios:

Publicar un comentario

Hola, me encantan vuestros comentarios, pero recordar que cuando los hagáis, sea siempre con respeto y sin ofender a los demás.

Cualquier comentario ofensivo desaparecerá, al igual que los mensajes de Spam en el blog (PUBLICIDAD).

Si quieres dejar tu blog, hazlo en la entrada SEAMOS SEGUIDORES, así te aseguras que los que sigan la iniciativa vean tu blog también.

¡Gracias!